Cuando habla el poeta

No me canso de admirar la voluntad de los seres humanos para sobreponerse a las situaciones adversas y los obstáculos puestos ante ellos.
Uno de nuestros Cinco Héroes, Antonio Guerrero Rodríguez, a pesar de los más de 16 años de injusta prisión en el imperio del norte, reabrió su alma a la poesía que cultivó desde muy joven y dejó entrar en ella la pintura que aprendió a trazar mejor en la cárcel. Sigue leyendo

Anuncios

Triunfo del amor

Me emociono cada vez que los veo, juntos, felices, sosteniendo en sus brazos a la pequeña Gema, el precioso fruto de ese amor, que ya cumplió el pasado seis de enero su primer añito de edad.
La dicha aumenta porque Adriana de nuevo está en la dulce espera, en esta ocasión de dos retoños, pues Gerardo ha anunciado que serán padres otra vez, y en esta ocasión, de gemelos.

4194-Adriana-Gerardo-gemaFoto: Tomada de Radio Habana Cuba Sigue leyendo

La poesía como escudo

Antonio Guerrero Rodríguez, uno de nuestros Cinco Héroes, mantuvo la hidalguía y la sonrisa a pesar de los más de 16 años en injusta prisión.
En los tiempos difíciles que pasó en la cárcel, recurrió a la poesía que amaba desde adolescente y se refugió en la pintura que cultivó en estos años alejado de la Patria, la familia y los amigos. Sigue leyendo

Siempre el amor

Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, los Cinco Héroes, caminan hoy felices por las calles de su Cuba querida.

Ellos, a pesar de los años de injusta prisión, nunca perdieron la ternura y el amor y supieron estar presentes en la vida de sus seres queridos y ser amados y respetados por todo el pueblo cubano.

Hoy comparto un poema que Ramón Labañino Salazar escribió a sus hijas Ailí, Laura y Lizbeth cuando estaba en la cárcel.

A mis hijas

Yo les di la vida,
rocié su amor de rocío,
glorifiqué su alma en la mía;
y crecí en sus desafíos…

Mi vida se hizo tres vidas,
tres mis deseos y destinos,
tres mi felicidad agradecida,
tres mis fortunas y designios.

Yo, por ustedes existiría,
en todo cuanto soy y resido,
pues solo en ustedes va todo mi amor;
solo en ustedes yo existo.
Quizás hoy yo esté lejos,
y no pueda compartir sus delirios
pero sepan que donde quiera que esté
yo las amo.
Donde quiera que esté
yo, por ustedes,
¡es que vivo!