Un Guerrero escribe

Por segunda vez en muchos años, pudo recibir el Año Nuevo en compañía de sus familiares y amigos en la Patria querida.

No podemos olvidar que Antonio Guerrero Rodríguez y sus hermanos de lucha Gerardo, Ramón, Fernando y René cumplieron injustas penas en cárceles norteamericanas.

Los Cinco mantuvieron la distinción y valentía características del pueblo cubano durante el largo tiempo que permanecieron en prisión.

Tony se auxilió de la composición poética y del aprendizaje de las Artes Plásticas para cultivar el alma en los más de 16 años que estuvo encarcelado.

Aquí comparto un poema escrito por él en el libro Desde mi altura, publicado por la Editorial José Martí en el 2001.

 

FIN DE AÑO

Antes de que este año se termine

voy a meterme a tientas en un sueño,

para olvidar que aquí todo es pequeño

y sentir libertad cuando camine.

 

No voy a permitir que se combine

nostalgia y pena y se arrugue mi ceño;

el optimismo es mi único dueño,

con cada sueño él más se define.

 

Y aunque un mundo soñado no es lo mismo

que este mundo real, rasgado y dolorido,

mi pensamiento mantendrá su genio

 

de ver lleno de amor y sin abismos

este planeta que hemos conseguido

y cumple hoy, dice otro milenio.

31 de diciembre de 1999

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s