Mella: paladín de la vida

Confieso que, desde muy joven, estuve un poco enamorada de él, no solo por las imágenes suyas conocidas, sino por las hazañas que protagonizó en tan poco tiempo de vida.

Claro que tampoco puedo ocultar que no pudo ocupar por completo mi corazón: ya en él tenía sitio mi adalid favorito: Ignacio Agramonte y Loynaz, el insigne patriota camagüeyano.

Conocí del joven gallardo, de recia figura y mirada aguda no solo lo enseñado por mis maestros y profesores en el aula, sino lo que puede leer en periódicos, revistas y libros.

56130-fotografia-g

Foto: Juventud Rebelde

Siempre me impresionó el chico osado que destacó por sus proezas como revolucionario y líder estudiantil, además de brillar como deportista.

Inscrito como Nicanor Mac Pórtland, llegó en la historia hasta nosotros como Julio Antonio Mella. Fue fundador del primer Partido Comunista de Cuba, de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y de la Universidad Popular José Martí, entre otras acciones protagonizadas por él.

Aquel joven nacido el 25 de marzo de 1903 en La Habana  y asesinado el 10 de enero de 1929 en Ciudad de México nos dejó un gran legado a pesar de su corta vida.

No había cumplido los 26 años cuando aquellas balas truncaron su valiosa existencia. Tal era el temor que infundía que los asesinos lo persiguieron hasta México, sin saber que con la desaparición física de Mella comenzaba la inmortalidad del luchador que sigue aún vivo entre los cubanos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s